Puente Tocinos, el impulsor del comercio.

Puente Tocinos es parte del corazón de la huerta murciana, siendo uno de las pedanías más antiguas de Murcia y con más historia de la Región. El recorrido de Puente Tocinos abarca desde la edad media con la llegada de los musulmanes, hasta la edad contemporánea, siendo el principal motor de la industria.

En su origen esta pedanía estaba poblada de caseríos, convirtiéndose en una aldea de realengo con alcalde pedáneo. Dicha aldea se estableció al lado del río Segura, al igual que el resto de pedanías murcianas.

Después de la llegada de los musulmanes, se instalo un sistema de riego a través de presas que dio lugar al nacimiento de la Huerta de Murcia. En los siglos posteriores fueron estableciéndose nuevos pobladores convirtiéndose Puente Tocinos en la pedanía más extensa de la Huerta.

En el siglo XIX el proceso industrial en la producción de la seda situó al actual pedanía de Puente Tocinos como el principal motor de la industria, contando con plantaciones de moreras para la crianza del gusano de seda y así impulsar la producción del tejido.

Actualmente la pedanía cuenta con un importante sector industrial que emplea a gran número de la población activa. La instalación de innumerables empresas en el pueblo y con la llegada del comercio con la creación de la asociación de Puente Tocinos, la oferta comercial empezó a consolidarse ofreciendo multitud de comercios.